CENTRO DE REDACCIÓN



Seis cosas que hacen las personas realmente felices

Julio 12, 2016 11:57 AM |
Alcance_legal

La felicidad: todo el mundo la quiere pero no todos logran crear ese balance perfecto. Aproximadamente el 50% de tu felicidad se encuentra determinada por tu forma de ser, que en gran medida es un tema hereditario, por lo que la mitad de lo que te hace feliz esta por fuera de tu control.

Pero, no todo es malo, lo anterior también significa que tienes el otro 50% de tu felicidad en tus manos, por lo que dependerá de ti darle el nivel que te mereces y que dependerá de muchos factores: relaciones personales, salud, aspectos profesionales, tranquilidad mental, etc. Entonces, encontrarse genéticamente predispuesto a ser amargado no es excusa, sí deberás trabajar el doble que los demás pero no es algo imposible de conseguir, todavía puedes hacer cosas que puedan hacerte más feliz:

1. Rodéate de gente buena

Tu actitud y tu forma de ver la vida dependen en gran medida de la gente que te rodea. Debes aprender a rodearte de gente que realmente le aporte buenas cosas a tu vida y que le imprima positivismo y buena actitud a tus metas y retos personales.  

Si te rodeas de gente infeliz, envidiosa y con malas costumbres es muy posible que termines de la misma manera, busca un buen grupo de amigos que te hagan sentir bien y te aporten valor.

2. Se agradecido

Muchos estudios concluyen que las personas que expresan continuamente su gratitud para con la vida y para con los que los rodean aumentan su paz interior y por ende aumentan su grado de felicidad y satisfacción personal. Lo anterior no solo funciona en un escenario personal, expresar gratitud en el trabajo también es fundamental: decirle a tus empleados que hicieron un buen trabajo o agradecerle a tu asistente por colaborarte son cosas que, si bien en el papel se ven sencillas, en un escenario real son enormes y te hacen sentir mejor contigo mismo y le imprime positivismo y buena actitud a tus relaciones con terceros.

No se te olvide que las personas felices se enfocan en lo que tienen y no en lo que les falta. Motiva querer siempre más desde cualquier punto de vista –relaciones, carrera, cosas materiales-, pero pensar en lo que ya tienes y expresar gratitud por eso te hará, sin lugar a dudas, mucho más feliz.

Es mejor ver el vaso medio lleno que medio vacío, tenlo muy presente en todos los aspectos de tu vida.

3. Persigue tus metas

Las metas que no persigues no son metas son sueños, y los sueños solo te hacen feliz cuando estás soñando.

No te olvides de lo qué tienes y de cómo lo lograste, agradece por ello para luego poner todas tus fuerzas en lograr más de eso que quieres. Si estás persiguiendo una meta realmente grande, asegúrate de parar en cada pequeño paso que des para motivarte a ti mismo y seguir en ese mismo camino.

Lo importante es no comparar lo que tienes ahora con lo que podrías llegar a tener. Si de comparar se trata, lo mejor es compararse con el pasado y ver como haz evolucionado.

4. Haz lo que te gusta y para lo que eres bueno tantas veces como puedas

El viejo cliché es verdadero: los artistas se consideran más satisfechos con sus trabajos que los que no son artistas, incluso si la paga es menor que en otras áreas. Lo anterior por cuánto entre más disfrutes de lo que haces y cuánto más te sientas satisfecho con ello, mayor grado de felicidad tendrás en tu vida.

No estamos diciendo que dejes todo a un lado y te dediques únicamente a lo que amas, así no te de ni un centavo para vivir. Lo que estamos diciendo es que aproveches tus virtudes y exalta tus fortalezas dentro de tu trabajo: si eres bueno para enseñar, intenta buscar la forma de convertirte en un mentor, si eres bueno para vender intenta buscar la forma de convertirte en un comercial. Todo depende de la actitud que le imprimas y la forma en la que lo hagas.

Todo el mundo tiene al menos un par de cosas que hace realmente muy bien. Busca esas cosas y realízalas más seguido, de seguro te irá mejor y serás más feliz.

5. Da

Mientras que dar usualmente se considera un acto de bondad, en muchos casos puede ser mas benéfico para el que da que para el que recibe. Ayudar a los más necesitados puede ser más beneficioso que recibir la ayuda.

Cuando uno da se siente realmente realizado, ayudar al que lo necesita le imprime a tu vida cierto grado de satisfacción personal, te hace crecer como persona pues te recuerda lo afortunado que eres de tener las cosas que tienes y por ende te hace disfrutar cada vez más de aquello que te rodea.

Recibir ayuda es algo que se encuentra por fuera de tu control, si necesitas ayuda no siempre la vas a encontrar. Lo que si puedes controlar es tu voluntad de ofrecer tu ayuda a los que realmente lo necesiten.

Eso significa que en cierta medida puedes controlar, hasta cierto punto, que tan feliz puedes llegar a ser, pues dar definitivamente te hace más feliz.

6. Vive la vida que quieres vivir

La mayor parte de la gente que se encuentra en su lecho de muerte coinciden en afirmar que ojalá hubieran tenido más tiempo para vivir la vida que se merecían y no las que les toco vivir.

No importa lo que piense la otra gente, la vida es tuya y eres tú quien decide la manera en la que la quieres vivir, lo que los demás quieren y esperan de ti no importa. Tus sueños, tus metas y tus objetivos: vive la vida a tu manera. Rodéate de personas que se interesen no por la persona que ellos quieren que tu seas sino por la persona que tú quieres ser.

Toma las decisiones que sean las correctas para ti. Di las cosas que realmente quieres decir, expresa tus sentimientos, no huyas de hechos ni de tus corazonadas. Pero, lo más importante, date cuenta que ser feliz no es algo con lo que se nace sino algo que se hace, es una opción de vida y tú tienes el control sobre un 50% de eso.

 

Esta parte del sitio es sólo para fines informativos. El contenido no constituye una asesoría legal. 

Comentarios


Atrás