CENTRO DE REDACCIÓN



¿Qué es un contrato realidad?

Julio 19, 2016 10:53 AM |
Alcance_legal

El artículo 53 de la Constitución establece el principio bajo el cual la realidad en una relación laboral prima sobre la forma o manera en la qué se configuró, es decir que cuándo hay una discrepancia entre la realidad y los documentos firmados por las partes, prima la realidad.

Independientemente de la figura que se utilice, si en la realidad se están dando las condiciones y elementos propios de un contrato de trabajo, primará la realidad de la relación contractual frente a cualquier tipo de figura que se haya acordado previamente por las partes.

Por lo anterior, al momento de preparar un contrato, bajo cualquier forma, se debe analizar objetivamente si la relación qué se está configurando es en realidad una relación laboral.

¿Qué elementos se deben configurar para que haya un contrato de trabajo?

Para que exista un contrato de trabajo realidad es indispensable que concurran tres elementos a saber: (i) la prestación personal de un servicio; (ii) la continuada subordinación laboral y; (iii) un salario como retribución del servicio prestado.

En ese sentido, señala el artículo 23 del Código Sustantivo del Trabajo qué una vez reunidos los elementos señalados se entiende que existe un contrato de trabajo y que dicho contrato no dejará de serlo por razón del nombre que se le dé ni de otras condiciones o modalidades que se le agreguen.

Adicionalmente, hay que tener en cuenta que la misma Ley presume que toda relación de trabajo está regida por un contrato de trabajo.

¿Qué pasa si tengo un contrato de prestación de servicios pero se configuran los elementos esenciales de un contrato de trabajo?

La Ley es clara en establecer la primacía de la realidad sobre las formas y la protección y reconocimiento de los derechos de los trabajadores. Si se vincula a un individuo para prestar servicios y se configuran los tres elementos esenciales de un contrato de trabajo, pues se esta de manera indiscutible ante un contrato de trabajo, sin importar lo establecido en el contrato de prestación de servicios.

Sin embargo, es importante que se tenga en cuenta que entre el contratante y el contratista puede existir una relación de coordinación para la realización de las actividades, sin que con esto se configure necesariamente el elemento de subordinación, pues el contratista debe someterse a las condiciones establecidas por el contratante para la ejecución y desarrollo eficiente de la actividad encomendada; como lo puede ser el cumplimiento de un horario, el hecho de recibir instrucciones o preparar reportes de cumplimiento de actividades.

¿Cómo hago para que me reconozcan un contrato realidad?

El contrato realidad debe ser declarado judicialmente y su viabilidad dependerá de manera exclusiva de las pruebas que para tales efectos tenga la parte demandante, pues es éste quien debe desvirtuar la relación previamente establecida por las partes y acreditar por tanto la presencia real e indiscutible de los tres elementos esenciales de un contrato de trabajo, dónde el elemento más importante que se deberá demostrar será la subordinación, por lo que toca analizar detalladamente si es qué en la realidad lo que había era una relación de coordinación o en efecto una subordinación, hecho que sin duda es bastante complicado de demonstrar.

En definitiva hay que ser muy cuidadoso al momento de contratar, pues se está ante un riesgo, por lo que si de contratar por servicios se trata, hay que tener mucho cuidado con las formas en las qué se coordina la relación y la manera en la qué se configura la misma en la realidad ya que podrías estar ante un contrato de trabajo realidad, con todo lo que esto implica.

 

Esta parte del sitio es sólo para fines informativos. El contenido no constituye una asesoría legal. 

Comentarios


Atrás