CENTRO DE REDACCIÓN



Ocho errores que no debes cometer al iniciar un negocio en línea

Noviembre 28, 2017 8:03 AM | negocios, en línea, e-commerce
Alcance_legal

Empezar un negocio en línea inicia con llenar una necesidad y mostrar credibilidad, pero los factores que hacen que tu negocio sea todo un éxito no terminan ahí. A pesar que las barreras para montar un negocio no son tan altas, la mayoría de las personas que inician un negocio en línea fracasan porque cometen errores que son obvios a simple vista, como sobreestimar las ganancias o tratar de ofrecer demasiadas cosas al cliente desde el inicio. Pero hay muchos otros contratiempos que puedes experimentar como dueño de tu negocio.

Para asegurar tu camino hacia el éxito, no cometas estos ocho (8) errores al iniciar un negocio en línea.

1. No tener un plan a seguir

No tienes que hacer un plan formal de negocios, pero si necesitas un plan. Hacer un plan de negocios es la tarea que nadie quiere hace pero es necesaria. No tiene que ser un plan formal de veinte (20) páginas para ser un negocio exitoso. Pero si debes saber quiénes van a ser tus clientes, qué estas vendiendo y si la gente está dispuesta a pagar eso que les estas ofreciendo. También debes tener en cuenta cuánto dinero tienes y cuánto tiempo vas durar, teniendo en cuenta los gastos. 

2. Darle mucha importancia a los pequeños detalles

Lo primero que necesitas es poner en pie tu negocio, así que por ahora no te preocupes por las cosas pequeñas. No te distraigas pensando en cómo se ven tus tarjetas o en el diseño del logo, estas gastando tiempo que puedes usar en cosas más importantes. En vez de darle tanta importancia a los pequeños detalles, debes concentrarte en las tareas que van a llevar tu negocio al siguiente nivel.

3. No preocuparse por el dinero

Hay que ser optimista, pero no cuando se trata de dinero. Existe la posibilidad de que tu negocio se quede sin dinero antes de que produzca algo. Debes saber cuánto dinero tienes para poner en marcha tu negocio, cuanto vas a gastar en promedio, y como conseguir más antes de que se acabe.  Muchas veces los dueños de los negocios corren a recaudar fondos cuando ya es muy tarde. Para que esto no te pase debes hacer un plan financiero, para saber detalladamente cuánto dinero necesitas para lograr tus objetivos.

4. Quitarle valor a lo que estas vendiendo

Ya sea que estés vendiendo un producto o un servicio, debes ponerle el precio que necesita para que te dé una ganancia que valga la pena. No importa si crees que el precio es muy alto si es lo que verdaderamente necesitas para tener ganancias. Además debes seguir ajustando los precios en la medida que tu negocio vaya creciendo.

5. No tener en cuenta el servicio al cliente

Con tantas transacciones en internet para tu negocio, es probable que olvides que los clientes son personas que si tienen una buena experiencia de servicio al cliente es más probable que vuelvan a usar tu página. 

Debes asegurarte de tener cierto tipo de interacción con tus clientes, ya sea utilizando un chat en vivo, un email o un teléfono. También puedes ayudarte con las redes sociales, pues allí puedes recibir comentarios, opiniones y saber si el cliente está feliz con el servicio prestado.

6. No sacar provecho de las redes sociales

Cuando empieces el marketing para construir tu marca, utiliza una o dos redes sociales para probar cual va a ser tu audiencia y así poder personalizar el servicio. No gastes lo que tienes presupuestado para la publicidad desde el comienzo.

Fcebook y Twitter son redes sociales que consideramos vitales para disparar las ventas. LinkedIn es un mejor campo para un negocio que esté buscando personalidad y esté tratando de construir una marca.

7. Apresurarse a contratar personas

Los emprendedores siempre tienden a apresurarse en el proceso de contratar personas para llenar puestos rápido y crecer su negocio. Pero al hacer esto puedes correr varios riesgos como conseguir personas que no están completamente comprometidas o que no tienen en el perfil que verdaderamente necesitas.

Para no caer en este error, busca personas que tengan habilidades que tu no tengas y presenten el perfil que tu necesitas para tu negocio. Las primeras personas que contrates van a ser las que le den la imagen a tu negocio, así que es mejor elegir con cuidado.

8. Pensar que todo le va a servir a tu negocio

Solo porque un producto o una estrategia le sirvieron a una compañía no significa que le va a servir a tu negocio. Debes ser un poco escéptico sobre todo lo que leas y veas exitoso. Sin puedes probar tu producto usando poco dinero y corriendo poco riesgo, hazlo.

 

Esta parte del sitio es sólo para fines informativos. El contenido no constituye una asesoría legal.

Comentarios


Atrás