CENTRO DE REDACCIÓN



Los que debes saber sobre la Ley Pro Joven

Mayo 10, 2016 11:08 AM |
Alcance_legal

El 2 de mayo del presente año el gobierno sancionó la Ley 1780 de 2016 –o Ley Pro Joven como se le conoce coloquialmente– que busca promover la generación de empleo y emprendimiento para jóvenes entre 18 y 28 años de edad, eliminando ciertas barreras que impiden el acceso al mercado laboral por parte de éstos y creando ciertas exenciones e incentivos para quienes impulsen el desarrollo laboral de lo jóvenes y el emprendimiento juvenil.

Si eres un joven entre los 18 y 28 años, eres un emprendedor que quiere crear su empresa o eres un empresario que le interesa impulsar la generación de empleo entre los jóvenes y acceder a los incentivos creador por la Ley, te contamos los aspectos que debes saber sobre la Ley Pro Joven.

1. Se elimina el requisito de la libreta militar para acceder a un empleo

Las quejas y reclamos de los jóvenes hicieron eco entre el Gobierno, de ahora en adelante las empresas o entidades públicas no podrán exigir como requisito previo para el ingreso de un nuevo empleado la tarjeta militar. Aquellos declarados como no aptos, exentos o que hayan superado la edad máxima para incorporarse a la milicia podrán acceder a un empleo sin necesidad de definir previamente su situación militar, pudiendo tener hasta 18 meses, contados a partir de la vinculación de éste a la empresa, para definir su situación de manera definitiva, teniendo además la posibilidad de pagar la tarjeta militar mediante descuentos de nómina.

Además, la Ley reduce la edad máxima de incorporación, estableciendo como edad máxima los 24 años de edad.

2. No pago de aportes a cajas de compensación familiar

La Ley prevé que aquellos empleadores que vinculen a jóvenes entre los 18 y 28 años, no tendrán la obligación de realizar los respectivos aportes a las cajas de compensación familiar durante el primer año de vinculación de este tipo de trabajadores.

Ahora bien, para acceder al mencionado beneficio, los empleadores deberán acreditar el aumento: (i) de trabajadores en su planta con relación al año inmediatamente anterior y; (ii) el valor total de su nómina con relación al año inmediatamente anterior.

3. Fomento al emprendimiento juvenil

Con la expedición de la Ley se crea el fondo de capital para fomentar y financiar los emprendimientos juveniles rurales y urbanos.  Además, se crearon ciertos incentivos para la creación de empresas jóvenes como la exención del pago de la matrícula mercantil y su renovación durante el año siguiente, así como la promoción del empleo y emprendimiento a través del Mecanismo de Protección al cesante, entre otros.

Es importante tener en cuenta que, para ser considerado como emprendimiento juvenil, se deberán cumplir con las condiciones señaladas en el numeral 1º del artículo 2º de la Ley 1429 de 2010, donde se define la pequeña empresa como aquellas “cuyo personal no sea superior a 50 trabajadores y cuyos activos totales no superen los 5.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes”.

4. Promoción del empleo juvenil dentro de las entidades públicas

Otro de los puntos interesantes de la Ley es el incentivo que se le da a las entidades públicas para la generación de empleo, estableciendo la remuneración de las prácticas laborales en ministerios y entidades públicas de primer nivel y mencionando la creación de planes de carrera acelerados en las empresas del Estado.

5. Prácticas laborales

Finalmente la Ley establece ciertas condiciones mínimas para la realización de prácticas laborales, tanto para el sector privado como para el público, estableciendo entre otras cosas: (i) la prohibición para las entidades de contratar menores de 15 años para realizar prácticas laborales; (ii) la prohibición para  establecer horarios que excedan la jornada máxima legal; (iii) la obligación de las entidades en apoyar al estudiante, en el sentido de no permitirle la asistencia y el cumplimiento de sus obligaciones educativas y; (iv) la obligación de las entidades de incluir dentro de la vinculación como participantes a el estudiante, el patrocinador y la misma institución educativa, fortaleciendo la creación de convenios con instituciones universitarias.

 

Esta parte del sitio es sólo para fines informativos. El contenido no constituye una asesoría legal.

 

Comentarios


Atrás