CENTRO DE REDACCIÓN



Diferencias entre la propiedad fiduciaria y la fiducia mercantil

Febrero 28, 2017 10:37 AM | comercia, fiducia, fuduciaria, mercantil, legal
Alcance_legal

¡Aprovecha, sólo tardarás tres minutos en leerlo!


La fiducia mercantil y la propiedad fiduciaria son figuras jurídicas diferentes con ciertas similitudes en cuanto a su objeto. La primera se rige por el derecho comercial, mientras que la segunda lo hace por el derecho civil. Son dos instituciones que generan interrogantes en cuanto a sus diferencias y por eso hoy queremos aclarar estos dos conceptos.

​1. Fiducia Mercantil

La fiducia mercantil, como la define el código de comercio, es un negocio jurídico en virtud del cual una persona, llamada fiduciante o fideicomitente, transfiere uno o más bienes especificados a otra, llamada fiduciario, quien se obliga a administrarlos o enajenarlos para cumplir una finalidad determinada por el constituyente, en provecho de este o de un tercero llamado beneficiario o fideicomisario.

La fiducia es un contrato comercial mediante el cual una persona, natural o jurídica, entrega a una sociedad fiduciaria uno o más bienes, con el fin de que dicha sociedad actué en provecho del fideicomitente o de quien este determine como beneficiario. Una característica importante de está figura jurídica es que la fiduciaria debe ser una persona con unas calidades especiales establecidas en la ley. El código de comercio establece que la sociedad fiduciaria debe ser una persona jurídica autorizada por la Superintendencia Bancaria.

Una particularidad de la fiducia mercantil es que si en el encargo hay un inmueble de por medio, esta debe constituirse mediante escritura pública, y se debe hacer efectivo el registro pertinente en la oficina de instrumentos públicos. Es importante aclarar que en la fiducia mercantil, la sociedad fiduciaria nunca adquiere la propiedad absoluta sobre los bienes objeto de la fiducia.

2. Propiedad Fiduciaria

Por otro lado, la propiedad fiduciaria es una limitación a la propiedad. Esta figura jurídica, que se encuentra consagrada en el código civil, permite que una persona natural o jurídica constituya la propiedad fiduciaria sobre ciertos bienes, y que en el momento en que se cumpla una condición establecida, dichos bienes pasen a pertenecer a otra persona.

La propiedad fiduciaria es una herramienta jurídica que está sujeta a una condición y en el momento en que esta se cumple, los bienes pasan a ser propiedad de otra persona. La condición para el traspaso de los bienes, la determina el propietario actual. El fideicomiso se puede constituir sobre la totalidad de una herencia, sobre una cuota determinada de la herencia, o sobre una o más cosas de cuerpo cierto, esto debe hacerse mediante escritura pública. Para la constitución de la propiedad fiduciaria no es necesaria la participación de un tercero, como una entidad fiduciaria, a menos que el que constituya la propiedad así́ lo desee.

Es pertinente mencionar ciertos beneficios que trae la propiedad fiduciaria. Como primer beneficio se encuentra que los bienes gravados bajo propiedad fiduciaria son inembargables, pues así́ lo establece el código civil. Por otro lado, cuando se utiliza como condición la muerte de quien constituye la propiedad, se eliminan automáticamente los procesos sucesorales ahorrando así́ tiempo y dinero.

3. Diferencias

La fiducia mercantil y la propiedad fiduciaria son figuras diferentes, pero que con frecuencia la gente las confunde por eso es importante resaltar las diferencias principales. La propiedad fiduciaria es una figura jurídica del código civil y es una limitación a la propiedad. Por otro lado la fiducia mercantil es una figura perteneciente al derecho comercial, es un negocio jurídico mediante el cual una persona (fideicomitente) le hace un encargo a otra (fiduciaria) para su provecho o de un beneficiario.

La fiducia mercantil obligatoriamente establece que la persona a la cual se le hace el encargo debe ser jurídica y además debe ser una sociedad fiduciaria certificada por la Superintendencia Bancaria. En el caso de la propiedad fiduciaria no se establece ninguna calidad especial para las partes, y no debe haber un tercero que intermedie en la administración de los bienes a menos que así́ se estipule.

En la propiedad fiduciaria se traslada el dominio del bien, una vez se cumpla la condición establecida por el constituyente. En la fiducia mercantil, la finalidad de los bienes es el elemento esencial y por lo tanto el más importante del negocio.

Por último una de las diferencias más importantes de estas dos figuras jurídicas radica en que en la propiedad fiduciaria el fiduciario se convierte en propietario de la propiedad fiduciaria y entra a formar parte de su patrimonio. Por otro lado en la fiducia mercantil el conjunto de bienes fideicomitidos conforman un patrimonio autónomo con personalidad jurídica, por lo tanto el fiduciario nunca adquiere el dominio absolutos sobre dichos bienes.

 

Esta parte del sitio es sólo para fines informativos. El contenido no constituye una asesoría legal.

 

 

 

 

Comentarios


Atrás