CENTRO DE REDACCIÓN



Cinco errores que cometen los independientes

Agosto 23, 2016 10:54 AM |
Alcance_legal

Independencia es sinónimo de empuje, constancia y perseverancia. Si bien tienes la libertad de ser tu propio jefe, de vez en cuando no somos los mejores en serlos. Lo mejor que puedes hacer es alejarte de estos cinco errores comunes que cometen los independientes y estar un paso delante de los demás.

1. Olvidarte de las retenciones

Este es uno de los principales problemas que enfrenta un independiente al momento de iniciar su camino hacia la independencia. Es fácil pensar en el valor qué se debe cobrar por un trabajo determinado, pero, ¿le has incluido a ese trabajo el valor de las retenciones a que tus contratantes te deben hacer? La mayoría de los independientes presentan sus propuestas sin considerar el valor de las retenciones por lo que al momento del pago no reciben lo esperado.  Lo recomendable es incluir dentro del valor de los servicios el mayor valor por las retenciones para que el valor neto que recibas sea lo esperado.

Es importante que revises con tu contratante a qué categoría perteneces para efectos fiscales (empleado o trabajador por cuenta propia) y sepas a ciencia cierta desde el inicio de las actividades el porcentaje de retención que te van a practicar para poder calcular tus ingresos netos.

2. No ahorrar para el futuro

La mayoría de los independiente que comienzan a realizar actividades por su cuenta comienzan a trabajar sin cotizar a pensión ni salud, argumentando que no tienen el capital suficiente para invertir en su retiro. Si bien es difícil pensar en ahorrar para el futuro, pues la liquidez algunas veces no da para hacer los pagos obligatorios o para pensar en crear un plan de ahorro, es importante pensar en el futuro y por más estrechas las cuentas, realizar los aportes obligatorios. Teniendo en cuenta el calendario de pagos desigual que tienen los trabajadores independientes, un lugar donde los pocos ahorros puedan crecer lento pero seguro es importante para garantizar un futuro prospero.

3. No llevar una contabilidad

Si bien es cierto que los trabajadores independientes no tienen la obligación de llevar contabilidad, lo recomendable es tener al menos un Excel con toda la información contable. Con esto puedes determinar qué gastas, en qué estas gastando más y poder de esa forma optimizar tus gastos para que logres ser eficiente con la manera en la que usas tus ingresos.

4. No tener un calendario

Junto con llevar la contabilidad de tu trabajo como independiente, establecer un calendario de actividades puede ser una de las cosas más importantes que puedes hacer para asegurar la eficiencia de tu trabajo. Si llegas a tu lugar de trabajo sin una lista de actividades a realizar, esto es una señal de que es posible que necesites un curso de administración.

Comienza cada día preparando un listado de actividades pendientes y por realizar. Primero prepara un listado general de tareas –uno que incluya todas las actividades y proyectos pendientes y lo qué debe hacerse para cada uno, incluyendo los plazos-. Después, desmenuza ese listado general y haz un listado semanal y diario de las actividades que requieren de más urgencia. Compra un tablero para tu oficina y úsalo para realizar un seguimiento a las reuniones y actividades que haz realizado en la semana. 

5. No tener una marca personal

¿Eres de esas personas que realizan un trabajo, lo terminan y sin más siguen su camino hasta llegar a otro posible trabajo similar? Bueno, si no te promocionas a ti mismo y no empiezas a crear tu marca personal, la gente no te va a conocer si tu no te tomas el tiempo de contarles lo que haces.  El voz a voz es crucial para manejar tu reputación y crear tu marca personal y esto empieza con la promoción que te haces a ti mismo. Haz tiempo dentro de tu calendario para compartir con otros lo qué haces y aumenta tu red personal y profesional.

¿Cómo mantienes actualizados a tus clientes antiguos, actuales y futuros? Trata de crear una página web dónde expones tus productos y/o servicios, actualízalo constantemente con nuevo portafolio y comentarios de tus clientes. Considera la posibilidad de abrir una cuenta en Facebook para mantener un relación constante con posibles clientes.

¿Sabes de muchos temas relacionados con tu experticia? Considera abrir un blog en tu página web que responda a las preguntas más frecuentes de tus clientes y del público en general. Posicionarte como experto en tu materia puede mejorar de manera drástica la forma en la que te perciben tus clientes y la nueva clientela.  

 

Esta parte del sitio es sólo para fines informativos. El contenido no constituye una asesoría legal

Comentarios


Atrás